La vida es mejor con un Titán ¿O no?

El día once de Marzo del presente año salió a la venta, lo que se esperaba fuera el futuro de los shooters en primera persona, Titanfall. Entre dime y diretes y las obvias comparaciones entre este nuevo juego y franquicias como Halo y Call of Duty, el juego ha alcanzado un éxito comercial en los cerca de dos meses que lleva en el mercado. Con una campaña publicitaria efectiva y todo el hype en las comunidades de jugadores en linea, no cabe duda que Respawn Entertainment algo esta haciendo bien. Pero, ¿En verdad es el futuro o estamos frente a otro producto apurado, genérico y con demasiada habladuría a sus espaldas *cofcof Call of Duty cofcof*? Hablemos un poco de Titanfall y veamos si verdaderamente “life is better with a titan”.

Lo primero que hay que decir al respecto del juego es que si juegas en Xbox y no tienes suscripción gold, el juego dirá algo en las lineas de: “lo sentimos, pero usted es demasiado pobre para jugar a nuestro grandioso juego ;)”. Pero, ¿Y la campaña? -se preguntarán- Bien, amantes del single player, Titanfall no tiene nada parecido a una campaña en solitario. Todo es multijugador. Si bien no es aspecto tan preocupante, es cierto que muchos aun disfrutamos de las campañas de los juegos, que al menos sirven para acostumbrarte al control. Por cierto, estoy seguro que ahora mismo los que hayan jugado Titanfall estarán gritando a sus pantallas, y empalándome en sus mentes, que si existe una campaña y que de hecho el juego tiene historia. Bien, eso no es una campaña, es un modo principiante para el multijugador donde una IA te relata las hazañas de personajes que en lo que te queda de vida jamás volverás a recordar. Además, la supuesta campaña es sólo un mash-up de diversos modos de juego. No hay nada de misiones exclusivas o un verdadero coop. Asi que, no. Titanfall no tiene campaña.

Pero entonces, ¿Qué tiene Titanfall? Bien, pues el juego cuenta con un gameplay de lo más sólido que se haya visto en el mercado en años recientes. Tu, como jugador, estarás dividio entre dos tipos de gameplay. Uno como piloto y otro como titán, además cada uno cuenta con sus propias opciones personalizables. Kits de habilidad, funciones tácticas, burncards y poco mas de una decena de armas tanto para pilotos como para titanes son algunas de las cosas que le darán algo de variedad a los enfrentamientos.

Un aspecto que reluce bastante es la movilidad como piloto y es que; poder hacer parkour, llegar a una azotea, matar a algunos pilotos y montarte en un titan enemigo; te da una sensación muy agradable y aunque en momentos el parkour parece llevarte a situaciones donde quedarías atorado en las paredes, esto rara vez ocurre en realidad. Las armas por otra parte si tienen algunos problemas. Digamos que no están rotas, pero el cambio de la carabina R101 a cualquier otra puede ser algo complicado en principio, sin contar el hecho de que en realidad no tienes demasiadas opciones. Con 10 armas primaras, tres secundarias y cuatro armas antititán, el juego está algo corto en ese aspecto.

Por otro lado, no es que la falta de un arsenal vasto sea un problema para la variedad, cada arma otorga un gameplay diferente de las otras y si bien es cierto que una gran mayoría de los usuarios se encontrará usando la carabina durante las primeras horas de juego, tarde o temprano encontrará alguna otra arma que le permita expresar su individualidad.

Titanfall ready

Titanfall ready

Ahora, titanes. Después de dos o tres minutos de empezada la partida estará a nuestra disposición una maquina de algo mas de tres metros de altura, completamente armada y con dos modos de IA. Esto implica que podemos tenerlo de guardia en un punto o que vaya detrás nuestro cubriéndonos las espaldas. Y por supuesto podemos montarnos en él y tomar control total de nuestra pequeña mascota de guerra. En este aspecto tendremos tres tipos de titanes por escoger. Atlas, cuyo especialidad son los daños. Stryder, cuya movilidad supera la de los otros dos titanes y Ogre cuyos escudos reforzados lo hacen un tanque caminante.

Ahora imaginen esto: empieza la partida, corres y saltas un edificio detrás del cual hay un grupo de soldados enemigos. Descargas tu primer cargador de la carabina sobre ellos y recargas justo a tiempo para darte cuenta que un piloto te dispará desde la azotea del edificio frente a ti. Ves una puerta a tu derecha y decides meterte ahí antes de que el piloto te acribille. Activas tu dispositivo de camuflaje, sales por una ventana y sigilosamente te cuelas detrás del piloto que espera que salgas. Le rompes el cuello. Spyglass te dice: “30 segundos para despliegue de titán” y antes de que logres pensar en algo más cuatro misiles añcanzan tu posición. Sobrevives de milagro. Te atrincheras en un edificio cercano, balas rozandote el casco y explosiones aqui y allá. La voz de spyglass te dice “titán listo” y lo llamas sobre un grupo de soldados que no tienen idea lo que les espera. En menos de un segundo, tu maquina de guerra cae aplastando a los soldados. Te montas en tu titán y con un arma del tamaño de un misil te dispones a hacer trizas al enemigo. Los titanes están cara a cara y misiles, una lluvia de balas y escudos de energia van y vienen. Te cercan dos titanes más y sabes que no podras superarlos. Decides seguir de todos modos y al menos cargarte al cabrón que casi te mató hace sólo unos segundos, así que disparas hasta el último de tus misiles guiados y tu ametralladora se queda sin balas. El pánico se apodera de ti y decides lanzar un puñetazo con tu titán al enemigo. Ejecutas a su piloto justo antes de que tu propio titán te expulse y reviente en una explosión nuclear que daña a todos en un radio de 20 metros. Caes sobre un titán enemigo y logras hacerle daño antes de que el tercero por fin te ponga a descansar. Y no han pasado más de cinco mimutos de una partida que aún tiene jugo para rato.

Si eso no es épico, no se que lo sea.

Los modos de juegos son los básicos de cualquier juego de disparos de la actualidad. Desgaste, Dominio de fortines, Último titán en pie, caza de pilotos y captura la bandera. Nada muy inovador en ese aspecto, pero el simple hecho de tener maquinas de guerra a tu disposición le agrega un nuevo nivel de genialidad. Y que decir de los mapas. De medianos a grandes, todos los mapas tienen algo que aprotar al gameplay y es que la habilidad de trepar muros te permite encontrar advantage points si quieres ser sniper, o si prefieres jugar gun n' run podras meterte por las ventanas o por las azoteas y acribillar a tus enemigos sin que lo sospechen.

Aun es pronto para decir si Titanfall vivirá para reinar o si sólo será una novedad pasajera. Considerando que el mayor de sus fallos es que no tenga una campaña, es probable que un futuro brillante le espere a la franquicia. Y con algunas mejoras en ese aspecto y más capacidad de personalización, es seguro que la vida sin duda será mejor con un titán. Por el momento es seguro decir que ha puesto en peligro a las grandes series reinantes dentro del genero y que tienen un digno rival en Titanfall.

Life is indeed better with a Titan

Life is indeed better with a Titan

 

Anuncios

Una Dulce Canción de Cuna

Agatha era, por decirlo de una manera simple, la clase de persona que vive y muere sola por gusto. Nunca se había sentido atraída por alguien, nunca había sentido la necesidad de sentirse querida y en realidad sólo había algo que podía despertar en ella algo parecido a la pasión: las plantas. Por extraño que esto pareciera, las plantas despertaban en ella un amor maternal. Y sus favoritas, las rosas, eran como sus hijas. Las cuidaba, les cantaba canciones de cuna y les ponía nombres afectuosos, tales como Bartolomé o Carmen.

(más…)

El regreso de Batman o como envejecer como los grandes

Hacer una reseña de The Dark Knight Returns (Titulado El Regreso del Señor de la Noche en español) es, para mi, una idea de lo más lógica. Soy fan del hombre murciélago desde pequeño y la primera vez que leí esta novela gráfica me maravilló. Pero, ¿Por dónde empezar con tan títanica tarea? Bien, empecemos hablando claro. Esta es, por mucho, la mejor novela gráfica de Batman que uno puede encontrar dentro del apabuyante repertorio con el que cuenta Batsy. De verdad, lo tiene todo: una historia envolvente, un desarrollo del personaje central exquisíto, un dibujo que te hace sentir la atmósfera de Gótica y a Batman pateándole el culo a Superman (lo siento fans del hombre de acero). (más…)

Entre dos mundos.

 images

Tengo recuerdos de mi primer consola de videojuegos (un snes edición Killer Instinct). Era Navidad y aquel, ahora viejo, sistema de entretenimiento fue la sorpresa de aquella festividad. Horas y horas puestas en los más clásicos de los clásicos marcaron aquel periodo vacacional. Super Mario World, Killer Instinct y, por supuesto, The legend of Zelda: A link to the Past fueron sólo algunos de los títulos que disfrute mientras el reinado del snes duró.

Ahora, poco más de veinte años después, la Gran N decide sacar lo que sería una secuela espiritual de A link to the Past. Mi niño interior casi brinca de la emoción, y el gamer maduro soltó una lágrima viril de felicidad. Es una buena época para ser un gamer ya entrado en años con Killer Instinct y A link Between Worlds, lo retro está de moda. (más…)